Vejiga Neurógena

img_1317

Con motivo del I Foro Cátedra ASEPEYO el pasado 18 de octubre se realizaron diversas charlas sobre regeneración de células nerviosas, robótica aplicada a las personas con discapacidad, actividad deportiva como rehabilitación de la lesión medular, cómo envejecer con lesión medular, la teleasistencia en este entorno y últimos avances en los tratamientos de la vejiga neurógena. Esta última la expuse   ante un auditorio de 70 lesionados medulares y sus acompañantes, así como diverso personal sanitario y de gestión de ASEPEYO.

I Foro Asepeyo Charla Vejiga Neurógena. Dr Balmori

Fue un día muy agradable en el que las charlas tuvieron un carácter divulgativo para que todo el mundo comprendiera cómo está la actualidad de los diversos campos de tratamiento y asistencia al lesionado medular. Para mi particularmente fue gratificante encontrarme con los pacientes que acuden a nuestro Hospital Asepeyo de Coslada a las revisiones de la Unidad de Lesionados Medulares. Son pacientes de todas España, pero ya casi formamos una familia que se reúne para contarnos nuestras vidas.

Charla Vejiga Neurógena

La vejiga neurógena es aquella que tiene una alteración en su funcionamiento debido a un problema del sistema nervioso, excluimos las disfunciones de origen psicógeno.

La regulación de la micción es muy compleja ya que depende la integración de 4 zonas en el sistema nervioso. Dos de ellas se encuentran en la médula espinal una a nivel de las vértebras T10-L2 y otra a nivel de S2-S4. Otro centro estaría situado en el tronco cerebeloso y otro en diversos puntos de la corteza cerebral. Esto nos lleva a que, dependiendo del lugar de lesión, las afectaciones de la función de la vejiga serán diferentes en cada paciente.

Así hay pacientes cuya vejiga no puede contraerse, en otros no puede relajarse o tienen contracciones no controladas que pueden llegar a generar presiones muy altas en la vejiga. Existen pacientes que no pueden relajar su esfínter para orinar, por el contrario en otros el problema es que no se puede contraer y por tanto padecen una incontinencia. Muchas veces se asocian los malos funcionamientos de esfínter y vejiga por lo que no se puede estandarizar un tratamiento igual para los pacientes que padecen vejiga neurógena.

Las complicaciones más frecuentes de este tipo de vejigas son las infecciones de orina, los reflujos vesicoureterales, la insuficiencia renal producida por la cronificación de los anteriores problemas, la producción de cálculos en cualquier punto de la vía urinaria y la aparición de tumores en el aparato urinario.

Aparte de los problemas físicos, también se desarrollan problemas psicológicos sobre todo en los pacientes con incontinencia, derivados de la intranquilidad que puede suponer las pérdidas de orina a pesar del uso de colectores o el reparo que puede dar el realizar actividades sexuales con este problema.

Por eso,  se hace verdaderamente importante las revisiones periódicas de la vejiga neurógena. Hay que diagnosticar exactamente el tipo de alteración para ofrecer el mejor tratamiento. Además existen a lo largo del tiempo variaciones en las manifestaciones de la lesión que exigen corrección y ajuste de dichos tratamientos.

La realización de ecografía, análisis de sangre y orina y un estudio urodinámico es lo habitual en estas revisiones.

Hoy en día se disponen de diversos tratamientos para controlar las complicaciones. Sondas de cateterismo vesical con nuevos materiales y presentaciones, medicaciones para evitar las contracciones vesicales llamados anticolinérgicos (solifenacina, fesoterodina) , otras para facilitar llenado (mirabegron). Si estas medicaciones no se pueden aplicar o no son útiles se puede utilizar la toxina botulínica inyectada en vejiga o incluso esfínter para mejorar la dinámica de la vejiga. Otros tratamientos van encaminados a evitar las infecciones como son el uso de arándanos o de inmunomoduladores mal llamados o vulgarmente llamados vacunas. Por último estarían los dispositivos de neuromodulación para control de vejiga y esfínteres incluido el rectal para controlar los problemas de defecación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *